IES Valle del Cidacos

Dieciseis alumnos y dos profesores alemanes en Calahorra

El martes 16 de octubre llegamos a la estación Renfe de Calahorra. Aunque sabíamos quién nos iba a esperar – como les españoles ya habían ido a vernos en Berlín – , nos pusimos bastante nerviosos media hora antes de la llegada: ¿cómo será la ciudad, cómo las casas, las familias, el colegio …?

La acogida fue cordial y calurosa, se estibaron chicos y equipaje en los coches y el grupo se disolvió.

Al contrario de Berlín, con Calahorra uno se puede familiarizar muy rapidamente. Fuimos también a Zaragoza y a Logroño para conocer algunas ciudades mayores, y a San Millán para la historia. Como la Rioja es famosa sobre todo por el vino, también hacía falta ver una bodega donde aprendimos cómo las uvas se covierten en vino. Por fin dimos una vuelta por el pantano. Todas estas excursiones fueron muy bien organizadas y acompañadas por nuestros socios calagurritanos.

El fin de semana hubo lluvia abundante, dijeron que por primera vez en dos años, lo que era bueno para los campos, menos para nosotros. Parecía como si hubiéramos traído el mal tiempo de Alemania, lo que no era cierto.

La mayoría se llevaba muy bien con sus socios y familias de acogida. Cuando había llegado la hora de despedida hubo lágrimas y promesas de verse otra vez, pero también alegría de volver en el ambiente habitual de Berlín.Holger

 

Este sitio web utiliza cookies para gestionar el flujo de usuarios y mejorar su experiencia de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies